Translate

miércoles, 22 de agosto de 2012

Se abrió la veda

Se abrió la veda. Los pescadores de votantes aprestan ya los aparejos y revisan los todoterreno para poder lanzar sus anzuelos en cualquier tipo de paraje, charca, lago o río, incluso mares, ante la proximidad de unas nuevas elecciones. Es tal el panorama actual ante lo que están legislando estos del PPierno, es tal el desmán de la contrareforma que han emprendido, es tan dudosamente legal y tan poco legítimo, que, mientras ellos hacen oídos sordos a los dictámenes del Consejo de Estado, hasta Mario Conde ha formado un partido político y se apresta extender el mensaje que comenzó a difundir desde Intereconomía. Tal es el panorama que observo desde la bocamina. 

Cuando, el pasado día 24 de julio, dieron la noticia del fallecimiento de Don Gregorio Peces-Barba mi sentimiento fue de pérdida irreparable; era la muerte de la ética, tanto humana como política, un trozo fundamental de nuestra sociedad que desaparecía en un momento en el qué es más necesaria que nunca la presencia de hombres como él para poder reconducir las cosas hacia el camino de la lógica humanista. Podemos pensar que nos queda su pensamiento recogido en la obra que creó, mas la elocuencia de la palabra hablada, en un país como este en el que la lectura política se limita a los titulares del kiosco y la profunda a las páginas deportivas, no puede ser sustituida por la escrita. Nos falta tanto aún, Don Gregorio... 40 años de retraso en el aprendizaje democrático nos separan de Europa mejor que los Pirineos o la prima de riesgo, tanto daño hizo la rata sanguinaria del Ferrol, tanto daño hacen sus hijos y nietos ideológicos... Por eso mi pena es mucho más profunda que otras penas similares; no solo se ha marchado un político ético y humanista, también ha fallecido un hombre honesto, un hombre, en el buen sentido de la palabra, bueno. Descanse en la paz de los justos, que es la suya.

La tristeza es mayor al contemplar como algunos de los partidos minoritarios han iniciado una campaña feroz de desprestigio hacia las demás formaciones y muestran un hacer parlamentario rayano en lo indecente. Ante el supuesto desastre electoral que se avecina en los que llamaré partidos tradicionales, que no tradicionalistas, les meten a todos en el mismo saco a patadas repitiendo una y otra vez que son lo mismo. Para este primer punto de su estrategia se están apoyando en el descontento y en el desconocimiento general de la sociedad española, más acostumbrada a opinar en política por los titulares de prensa que a realizar una búsqueda de datos que les lleve a formarse una opinión propia. Para ello están utilizando como suyas las reivindicaciones nacidas en las Asambleas del Movimiento 15-M y de Democracia Real Ya de una forma ramplona y descarada mientras siembran dudas sobre la legitimidad de las mismas. Estas nuevas Organizaciones se mueven en un mar de contradicciones, pareciendo emplear más tiempo en lanzar mensajes hacia todos los sectores de opinión que a desarrollar un verdadero programa electoral dentro de la coherencia política y la justicia social.

No hablo de ideologías porque la mejor de ellas es el sentido común basado en los principios de solidaridad, pero si reclamo sensatez a la hora de emitir mensajes. Porque es complicado mezclar en el mismo saco los continuos ataques a la izquierda, la tibia oposición al Partido Popular, la acusación al PSOE de haber "construido igualdad "contra" los hombres", al hilo de la Ley de violencia de género a la que tacharon de "asimetría penal" en un intento de defensa en sede parlamentaria de los postulados de los machistas españoles, no denunciar con firmeza las brutales cargas policiales contra los estudiantes del IES Luis Vives de Valencia, mostrando incluso alineamiento en la posición de su formación con respecto a la legitimidad de las protestas con un discurso ambiguo en el que tan pronto se defendía la profesionalidad del los miembros de las UIP como se acusaba a otras formaciones de echar gasolina a las calles, pidiendo al tiempo que, en virtud de la Ley 1/92, se identifique y multe a los manifestantes espontáneos, y llamarse Progresista...



En suma, un discurso demagógico construido más en base a que existan profusión de mensajes que puedan ser apoyados por cualquier tipo de votante, sea justo o no, que a la creación de un discurso propio y definido con el trasfondo del pensamiento en una sociedad equitativa, justa y no violenta. Obtener réditos electorales a base de poner verde sistemáticamente al adversario en lugar de enamorar a las personas con la definición de un camino que les de alguna esperanza real de cambio no es honesto; se pongan como se pongan.

Son tales estos discursos que Mario Conde ya ha formado su partido: SCyD. Cada vez que alguien añade la coletilla Democracia en el nombre de la nueva formación me echo a temblar. Me recuerdan siempre a aquellos "demócratas de toda la vida" que montaron UCD sin quitarse las gafas negras. El de Mario Conde me parece una maniobra lanzada desde la derecha rancia y la oligarquía para, apoyándose en el mismo tipo de discurso de la formación de Rosa Díez, meterse en el jaleo del "divide y vencerás" iniciado por esta, obteniendo así una imagen cercana al diálogo y la equidad de Adolfo Suárez, que es lo que Conde lleva trabajando todos estos años. La formación de Díez se lo está poniendo muy fácil a este individuo del que no sabemos más que lo que sabemos: se pasa los días en Intereconomía, no aparecieron 4.500 millones de pesetas de todo su botín y es un experto en aparentar ser el nieto pródigo que se reformó y se volvió decente. Ahora navega también en el mar de la "Regeneración democrática". Como UPyD no ha dicho hasta el momento más que para lograr votos el camino es acabar con el PSOE, IU y el PP, lo tiene bastante fácil equiparando el discurso del SCyD al de ella y dispersando más aún el voto de los Indignados no alineados, mayores de 50 años, que es el que parece andar buscando.

Mientras tanto, arriba y abajo, corren los titulares en los kioscos, la coherencia política va desapareciendo y las supuestas ofertas de estos partidos comienzan a parecer más un supermercado al que acudir para aplaudir aquello que más nos representa. Cuidado, en la estantería de al lado podemos tener un maltratador aplaudiendo al mismo político, o a un empresario que despide mujeres porque se han quedado embarazadas... Hoy en día comienza a estar de nuevo en boga ese tipo de discurso polivalente e indefinido que tanto utilizó en el 32 la oligarquía alemana. Esta vez parece que muchos quieren utilizarlo aplicándolo a sus aspiraciones electorales; pero han de tener cuidado con ello. Decía el dicho que "La mujer del Cesar no solo tiene que ser decente, también ha de parecerlo". Algunos parecen haberlo olvidado, incluso confunden honestidad y decencia con "no meter la mano en la caja" y deben recordar que el concepto es mucho más amplio: Una verdad a medias es siempre una mentira completa. Pero continuamos sin pasar del titular de la noticia...

Y así nos va.

3 comentarios:

  1. Tengo que reconocer que el panorama con estos señores me produce no sólo tristeza más bien pánico. No olvidemos que Demagogia enla Antigua Grecia era sinónimo de democracia corrupta o degenerada que llevaba a la instauración de un gobierno dictatorial (Aristóteles).
    Viendo el video cuesta percibir un pensamiento equitativo, justo y no violento. ¿Tanta saña para exponer una idea?
    El Sr. Conde mejor me guardo mi opinión, porque si de verdad quiere parecer reformado, lo primero que tendría que hacer es devolver lo que se llevó.

    ResponderEliminar
  2. Entonces qué?... si todo te parece mal, a ver hacia dónde tiramos... lo peor es que todos hablamos y nadie hace nada.

    ResponderEliminar
  3. Estimado Anónimo:

    No me parece todo mal, me parece mal lo que creo que está mal, que es distinto. Lo decía en otras entradas, nos estamos equivocando. Uno, porque generalmente preferimos el calificativo al esfuerzo de razonar; dos, porque no leemos ni dedicamos un tiempo a reflexionar sobre lo que leemos dejando que sean las consignas las que nos guíen el pensamiento y el discurso. Actuamos como Masa, no como pueblo.

    De esta forma, el camino al Populismo está abierto. Todo es electoralismo; ¿que crece la indignación contra el gobierno? pues mensajes contra el gobierno, ¿que es ahora el momento de atacar al PSOE siempre? pues ataquemos al PSOE, ¿que hay que alabar la actuacíón bárbara de las UIP para contentar a los que están de acuerdo con eso? pues ganemos esos votos... Pero todo en función de fórmulas que se traducen en escaños conseguidas de cualquier forma y fomentando la desunión.

    Sí hay quien está haciendo algo. Yo, por ejemplo. Intento conseguir que nos pongamos a pensar por nosotros mismos. Para eso hace falta que sepamos lo que ningún político nos va a contar; cómo distinguir el populismo de los mensajes que realmente buscan una solución real y que podamos conseguir entre todos. Por ejemplo, yo firmo con mi nombre y pongo mi foto. Tú ni firmas y eso, aparte de que lo que dices no es cierto, ya te deslegitima.

    Hay que, para empezar, dar la cara; no esconder la mano tras tirar la piedra, querido Anónimo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar