Translate

jueves, 12 de julio de 2012

¡Basta ya!

Reconozco que la tentación electoralista es aún fuerte. Es difícil, tras 30 años de democracia plena, sustraerse al lenguaje y a las formas. En este caso creo que es un error que puede convertirse en muy grave para todos.

El Sr. Herrera se hacía eco, en un artículo en su blog del Huffigton post, "El camino más recto para acabar como Grecia", de algo que surgió en la tribuna del Congreso: El pleno de ayer era igual al Pleno de Mayo de 2010; el de los recortes en el que el PP se comenzó a convertir en el "defensor a ultranza" de los derechos de todos los trabajadores. Ayer, estos mismos valedores imperiales babeaban de placer al escuchar al Mariano I, el Alguacil, anunciar lo que la Santa Inquisición había determinado para la siguiente quema de herejes. Se hacía eco en el artículo de las primeras palabras de esa vengativa Rosa Diez que jamás pierde ocasión para meterle el dedo en el ojo al PSOE de sus "odiores". Me parece un error grave establecer ese parangón. Y me entristece profundamente comprobar cómo somos especialistas en continuar echando por tierra la labor de un hombre bueno que cometió sus errores pero que se atuvo en todo momento a la búsqueda del mejor camino en una situación tan extremadamente difícil como la que le tocó. ¡Basta ya!

Personalmente, difiero radicalmente de esto, por lo menos viéndolo desde aquí abajo. Existe una diferencia de base entre lo contado ayer por Rajoy y lo enunciado en Mayo de 2010 por el Presidente R. Zapatero:

Cuando se presentaron las subidas y reformas, en 2010, se hizo hincapié en la necesidad fundamental de comenzar ya a realizar el cambio de Modelo productivo para poder crecer. Se habló hasta la saciedad de crecimiento y, tanto Sebastián, que no soltaba la maleta, como Moratinos, como el mismo Presidente no cesaban de recorrer el mundo buscando caminos e inversores mientras Dña. Elena no paraba de buscar soluciones en Europa. Nadie se reía, ni aplaudía en los bancos del PSOE y nadie hacía chascarrillos con la situación en los pasillos del Congreso. Compare usted, amigo lector. A mí me vino a la mente ese pleno, pero por la diferencia que existe entre los dos.

¿Debía el Sr. Rubalcaba ayer haberse puesto a gritar y dar puñetazos, dialécticos, encima de la tribuna? A mi juicio, no. Creo que hizo lo que tenía que hacer en una primera intervención, desgranar uno a uno los errores de esas medidas razonándolos. Estaba respondiendo a un discurso de una hora y el Pleno era para informar sobre la Cumbre de la Unión Europea.


Ni siquiera era para anunciar unas medidas tan drásticas, que requieren del estudio y el debate profundo. Como era evidente qué el turno de réplica iba a ser utilizado por la oposición para plantear el Estado de la Nación; en el caso del Sr. Rubalcaba sería mucho más dura y contundente la réplica de lo que ya fue la primera intervención y el PP (que no Rajoy) bien aleccionado, no dio pie a réplicas ni dúplicas a pesar de la gravedad de los temas. No permitieron el debate. La Oposición en pleno puso a caer de un burro a un Rajoy sepultado en su escaño que aguantaba un golpe tras otro como saco de gimnasio; pero no se levantó, no respondió a las preguntas. Fue ovacionado y jaleado, como se aplaude a los líderes indiscutibles cuando enunciaba las medidas que iban a causar un enorme sufrimiento a los ciudadanos más débiles y hundir este país en la depresión, de forma sádica. Parecían 181 sádicos jaleando la puntilla que le habían dado a toda la Clase obrera.

Rajoy no se atreve, le atreven. Rajoy, cada vez está más claro, es la voz de un poder obscuro. Es un especialista en dar espantadas, esconderse, no decir nada, liarlo todo... La ceremonia de la confusión a la que se refirió el Sr. Rubalcaba, y que tan bien enunció Goebbels en sus Principios de propaganda (échenles un vistazo; son esclarecedores)...

Y acusó duramente a de Guindos de haber desencadenado la orgía de la deuda, por no hablar de los piropos que estuvo lanzándole a un Montoro al qué, por primera vez en lo que va de legislatura, no vi reírse en su escaño.

No nos hagamos un flaco favor en estos momentos busquemos los puntos en común, cada uno en su discurso, y lleguemos a un consenso de verdad entre los hombres libres. Profundicemos bien en el análisis serio de la situación actual y desmenucemos entre todos lo que el Partido Popular persigue. Está escondido en el discurso que Rajoy leyó ayer. ¿A quién representaba? ¿A quién iba dirigido?:
  • "No vamos a encoger nuestra ambición de españoles. Queremos todo lo que seamos capaces de conseguir, y trabajaremos sin descanso para alcanzarlo." (pg.40)

Estas dos frases, tan cuidadas en su forma de arenga, están fuera de toda lógica. Si quitamos el "de españoles" toma un sentido muy distinto: 
  • "No vamos a encoger nuestra ambición. Queremos todo lo que seamos capaces de conseguir, y trabajaremos sin descanso para alcanzarlo." 

Porque se están quedando con el país entero. Y, al tiempo, Gallardón va legislando calladamente y metiendo sus contrarreformas, como la de supresión de la 2ª instancia gratuita o la de supeditación de los Casos penales internacionales al dictamen del Mª AAEE, en los momentos en los que el ruido europeo nos impide mirar a la rueda de prensa de los viernes. Tanto miedo tenemos que nos parecen baladíes; y no es así.

Y mi pensamiento es que "Quien gobierna no se presentó a las elecciones". Así que, partiendo de esa deslegitimación, no convocarán unas nuevas. Y, a mi juicio, Rajoy no tiene nada que ver con Mas, aunque el Sr. Durán apoye alguna de sus iniciativas. Ayer ya le dijo que se sentía engañado con el tema del Debate de Política General. No solo estaba molesto. Llevo años siguiendo sus intervenciones y ayer echaba humo y soltaba pestes.

Por favor, olviden en este momento las diferencias dialécticas y logren el consenso que necesitamos todos en este país; abandonen ya el lenguaje electoral en sus discursos. Dejen ya de reclamárselo al Partido Popular y sitúense detrás de la pancarta. Y, por supuesto, en la vanguardia de las movilizaciones y la lucha que debe comenzar para acabar con este sinsentido que cada día que pasa nos hunde un poco más en la miseria. Llamo a su responsabilidad como dirigentes y catalizadores del mayor legado que podemos dejar a nuestros descendientes: 
  • "La lucha por los derechos humanos. El Estado de Derecho."

El problema es mucho más profundo, más grave y, sobre todo, Global. Es la estrategia del "Divide y vencerás" y les estamos haciendo el caldo gordo apoyando ese tipo de discursos. No, el pleno de ayer fue vergonzoso, con una derecha alegre, feliz, henchida de triunfo, exultante... El de Mayo de 2010 fue un Pleno triste en el que la tristeza se sentaba en los bancos de los demócratas. No equivoquemos el enemigo, por favor. Por una vez, seamos inteligentes y unámonos.

Llevamos años de retraso en esto. Una Derecha rancia y totalitaria, con apoyo internacional en los Mercados, ha vuelto a despertar en España. Nuestras peleas de "a ver quien es más de izquierdas", nuestra falta de acuerdo, no hacen más que fortalecer ese discurso y darles alas. Mientras nosotros nos dedicamos a  intentar demostrar que estamos más a la izquierda del que nos precede, en lugar de caminar codo con codo, ellos se ponen las botas, se dedican a contar el botín y aplauden enfervorizados al pregonero. Parece que a nuestros representantes se les han caído las gafas...

Y así nos va.

3 comentarios:

  1. Como siempre se puede decir más alto, pero no más claro. Y pensar que el cuarto poder de este país parece que no lo ve, y no nos lo grita a todos en primera plana a ver si a base de repetirlo nos enteramos de una vez.

    No puedo estar más de acuerdo contigo, dejarnos de “conmigo no va” y “que lo hagan otros” y ejerzamos los pocos derechos que de momento, aunque mira que lo intentan, no nos han recortado. Cuando queramos despertar se habrán salido con la suya y no nos quedará ninguno. Si somos esclavos o libres depende de "todos" nosotros.

    ResponderEliminar
  2. Para unirnos tenemos que empezar por limpiar las redes de todos aquellos que, escudándose en la Libertad de expresión, continúan presentándose como trabajadores o funcionarios y soltando invectivas destinadas a desprestigiarlos. Esos son, ahora, el mayor enemigo que tenemos.

    No dudo que, entre ellos, haya muchos que lo hagan por influencia de los otros. Pero hay muchos que lo están haciendo desde las mismas sedes del PP y la derecha: Falange, Orden Nuevo, Cedade...

    Esa es una de las tareas: desenmascararles.

    Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  3. Estimado Jose Luis, nunca mas de acuerdo con lo que dices. Entre todas las incongruencias de esta sociedad anestesiada que nos toca, me siento impotente al comprobar lo dificil que resulta comunicarse con la gente, por ello encontrar este blog me ha resultado reconfortante.
    Ruben Beain

    ResponderEliminar