Translate

viernes, 20 de julio de 2012

19-J

Ayer salimos a la calle. Y lo hicimos todos. La lista de Organizaciones adheridas a la protesta era interminable. Incluso la Asociación Francisco de Vitoria, en la que se agrupan casi 600 jueces conservadores, mostró su claro apoyo. Nunca antes, en la Historia de España, había alguien cabreado a tantos en tan poco tiempo. Todos, Policía, Guardia Civil, Jueces, Fiscales, Médicos, Albañiles, Conservadores, Centristas, Izquierdas... Todos; ayer tarde no faltaba nadie. Tan solo la Iglesia... Es la soledad de un Gobierno, empeñado en no reconocer su propia soledad, que continúa sembrando mentiras sobre lo obvio y legislando mediante el abuso, que no uso, de una Mayoría absoluta que obtuvo con engaños y triquiñuelas. La foto, esta foto, está sacada en Madrid, en el Metro de Sevilla a las 21:17. La cabecera no había salido aún de Cibeles, que estaba rebosando. Esa multitud llegaba, por el otro lado, hasta la Puerta del Sol. ¿40.000 personas? ¿100.000? Desde Neptuno a Sol, de fachada a fachada, no se podía dar un paso; tal era la multitud. 

Asistes a esto, percibes la fuerza que tiene esa unión de voluntades, percibes que la indignación del que camina a tu lado es igual a la tuya, escuchas el clamor ronco de tal multitud de ciudadanos que saben que este camino nos lleva al hundimiento absoluto y te preguntas en qué están pensando los representantes, que no hacen nada. Piensas que ya estás harto, al igual que los que te rodean, de ser siempre el que da el puñetazo en la mesa cuando las acciones de los gobiernos han perdido su razón de ser o te vuelven a exigir, con melifluas palabras embusteras, que te sacrifiques un poco más, que dejes que tu vida sea aún más dura, que te dejes robar el dinero y los derechos para no tocar los dineros de los ricos, los poderosos. Porque piensas que este gobierno de corruptos te está robando a manos llenas. Y miras hacia el Parlamento y no ves al Obrero del Partido Socialista, que debe llevar de baja desde la pasada campaña electoral, por decir algo, dar ese puñetazo en la Tribuna y decir que "hasta aquí hemos llegado", Entre "le voy a decir" y "le digo más" se desgrana un discurso casi perteneciente a Groucho: "Que ese no es el camino, que los españoles están cansados, que a ver si se ponen ustedes a pensar, que está feo lo que hacen, que así no puede ser..." Mientras, el PP continúa haciendo lo que le viene en gana y se nos acaba el tiempo. ¿No ve el Sr. Rubalcaba que van a continuar contando lo que van a hacer y haciendo exactamente lo contrario hasta que los rosales den ajos si no se planta la Oposición entera y les hace frente? "Ándeme yo caliente, y jódase la gente". Y el problema es, exactamente, el de siempre: ¿Quien le pone el cascabel al gato del consenso?

Señores dirigentes de los Partidos de la Oposición: 

El pueblo español está en la calle y anoche dio un gran puñetazo encima de las mesa diciendo ¡Basta! Todos ustedes, desde el PSOE hasta el último componente del Grupo mixto, tienen el ineludible deber de trasladar inmediatamente ese puñetazo a las Cámaras. No es una cuestión de apetencias o afinidades, de interpretaciones más o menos oportunistas o sesgadas; esta vez no se trata de la política que hacen ustedes. Les estamos pagando para que transmitan y gestionen nuestra voluntad de ciudadanos. Anoche les dimos muestras inequívocas de nuestra decisión: No fuimos cientos de miles, fuimos millones de ciudadanos los que salimos ayer a las calles a expresar nuestra repulsa a las acciones de un Gobierno que está robando hasta las gomas de borrar de los estuches de nuestros hijos. 
Pónganse inmediatamente de acuerdo y transmitan al gobierno el ultimátum claro que ayer se escuchó en las calles de toda España. Dimitan y convoquen elecciones. Formen una Plataforma de trabajo, de forma inmediata, aparcando las consideraciones y los intereses ideológicos o de partido, funcionando como un ente técnico, y encuentren entre todos una vía de solución que empiece por descargar nuestras espaldas de tanta carga y la eche sobre las de los ricos. Para esto, abandonen el hemiciclo y no regresen a él. Que el mundo entero vea que este gobierno está solo e intervenido por el Pueblo español.

La respuesta de unos y otros la conozco perfectamente, incluso los sesudos razonamientos de la mayoría de ustedes, señorías. Saben que no tienen razón, saben que el hacerlo no nos va a hundir más en la crisis de lo que ya estamos. Lo único que ocurre es que la carga es muy dura y les resulta más cómodo estar sentados y decirle a los otros lo mal que lo están haciendo mientras siguen poniéndose ciegos de croquetas en Casa Manolo esperando que llegue Agosto y comience la liga. Y ¿saben ustedes porqué es así? Porque a ustedes no les faltan esas croquetas, ni la piscina, ni el refresquito en el frigorífico... Ni la casa, claro; porque el banco no les va a desahuciar. 

Y así nos va.









4 comentarios:

  1. Leyendo la entrada, en la soledad de casa, he vuelto esa misma fuerza que describes que se sentía el jueves.

    En una momento dado me cruce con un grupo que llevaba pintado a boli en la espalda de las camisetas “Me uno a los funcionarios” y pensé que seguramente era el fruto de tu “Unidad por favor”. Ahora espero que entre tus lectores se encuentre alguno de nuestros representantes políticos o allegados, y reflexione sobre que cuando el jueves gritábamos por las calles de España “El próximo parado que sea un diputado” dentro de ese puñetazo encima de la mesa les estábamos pidiendo que se unan igual que nosotros y hagan el trabajo por el que les pagamos o les consideraremos, igual que en derecho penal, cómplices del delito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego; no puedo estar más de acuerdo, amiga Salomé. Si no se enfrentan ya, radicalmente, contra los bárbaros y continúan insistiendo en perder el tiempo regañándoles como la agüelita buena, serán Complices necesarios para la comisión del delito de Atropello a la Soberanía Española. Un saludo muy cordial.

      Eliminar
  2. Querido JL,

    Totalmente de acuerdo en que el pufo en el debe al pueblo es harto pesado, por lo que lo más fácil para los políticos profesionales pagados por todos nosotros es afirmar lo "mal que lo hacen los otros", (mal no , peor imposible).

    Si el gobierno está desligitimado moral, ética y técnicamente (desde el punto de vista de la preparación), el resto de partidos tiene-debe situarse en la otra orilla de comportamiento, aunque sea por moralidad...

    Temo que a los unos y los otros les importa la moral un bledo ; ni rojos ni azules ni amarillos.No hay bandos.Todos en el mismo saco, que es color del money, money.
    Tienen sus planes y van a por ello sin miramientos....

    Efectivamente las croquetas de casa Manolo son cojonudas, y a ellos no les faltarán...mientras tanto sufrimos sus delirios.
    Y como vecinos asqueados estamos de que tengan el barrio como una trinchera para evitar que las televisiones filmen escenas dantescas que un pais modelno como españa no se puede permitir.Venga ya!

    Cuandos echamos a los franceses de Madrid nos equivocamos, al no pedirles que dejaran unas guillotinas instaladas en las plazas.

    Disculpe usted la ortografía enervada y gracias por la atención.

    Animo con el blog, en caso que no sea un bloguero profesional, que abundan y les pagan para distorsionar realidades....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón. Gracias por sus ánimos. No, no soy un bloguero "profesional"; soy únicamente lo que define mi encabezamiento. Me imagino que se habrá dado cuenta de que el Ministerio del Interior ha puesto buen cuidado en dejar dentro del perímetro vallado las croquetas de Casa Manolo y los pintxos del Echea... No dan más asco porque ya no tenemos mayor capacidad de sentir repugnancia... Y así nos va...

      Un saludo cordial.

      Eliminar