Translate

jueves, 17 de mayo de 2012

La destrucción del Estado

Mientras le doy vueltas a esto pensando en qué poner y cómo ponerlo, repasando mis impresiones y tratando de analizar el porqué de los actos de este Gobierno fascista de verdugos y estafadores, de miserables, alguien, en esta Europa de la recesión, la represión, la austeridad y la prima de riesgo, se ha comprado hoy una botella de vino que le ha costado 38.385 €. Por supuesto, la subastaron en la corrupta Ginebra... Me parece absolutamente indecente que un hijo de la gran puta, que a saber cuanta pobreza habrá generado para conseguir robar dinero suficiente como para permitirse el lujo de beberse 38.385 € sin despeinarse, se gaste esa pasta en 3/4 de litro de zumo de uva fermentado, encerrado en una botella. Y, total, para acabar expulsándolo por la uretra... Y a nosotros nos parece que 50 € es un precio excesivo por una botella... Eso es mear caro... Lo peor de todo es que estoy completamente convencido de que en una de las tertulias de la SER se mete este tema y acaban diciendo que ellos creen que no es tan grave el asunto; y haciendo suculentas gracias en medio de su particular salivación, claro. Y es que estoy esperando a que los periodistas de verdad retornen de vacaciones y sustituyan a sus hologramas... A ver si comienzan de una vez a llamar a las cosas por su nombre y dejan de escudarse tras el tabique de la imparcialidad y lo políticamente correcto para comenzar a aplicar el rigor informativo. Hoy por hoy, el único que se atreve a poner claramente los puntos sobre las íes es Iñaki Gabilondo. Estos que nos gobiernan son fascistas; y tenéis que desenmascararles. Se necesita vigor informativo para acallar a los nazi-fascistas de los medios del PP. El cómo están hundiendo este país en la miseria para poder domeñarlo y explotarlo otros 40 años es algo que necesita ser sacado a la luz ya. El PSOE no lo va a hacer, cómodamente instalado en su "Lo están haciendo ellos y se van a hundir, dejadles que se hundan"; y, mientras, dejando que nos sigan hundiendo, día a día, viernes a viernes, con sus medidas inhumanas.

Como quien no quiere la cosa, este viernes pasado abordaron dos temas que están totalmente unidos. Los trataron por separado, metiendo Economía y Fomento en una mezcolanza de las suyas, de esas que tan bien manejan en las ruedas de prensa y que acaba por enmarañarlo todo hasta hacer incomprensible saber que han contestado realmente. Este viernes también andaban de risitas y cuchicheos mientras se repartían las turbias contestaciones. Y una vez más, la solución que se les ha ocurrido a estos incalificables que nos gob... no, que nos pisan un poco más cada semana, para comenzar a limpiar las cuentas a los ladrones y estafadores de los bancos, bien barriditas van a quedar, dicen, es que saquen los activos inmobiliarios, los pisos que han embargado y los metan en sociedades especiales que puedan gestionarlos. Vamos, ya habían empezado con el tema algunos, como CAM; ahora lo han de hacer todos, y por ley. Los bancos están creando sus propias inmobiliarias, con el parque llenito hasta los topes de viviendas. Pero, una vez hecho esto, mientras las venden ¿cómo sacarles rendimniento? Con la escasez de vivienda que hay, la opción de sacar todo este parque al mercado de alquiler es una opción jugosa. Además, como consideran, dentro de su macabro sistema de cuentas, que los beneficios aparecerán, sólo, cuando se vendan, pues en el mismo saco, y el mismo Consejo, crean la Reforma del Mercado de Alquileres  e instituyen el Desahucio libre y directo, eliminando además la obligación de cumplir, forzosamente, el periodo completo del tramo vigente, fijado anteriormente en 1 año. Para hacerlo más negocio eliminan el IPC como metro de cálculo de las subidas anuales y lo dejan al arbitrio del acuerdo entre las partes. Vamos, a la ley de la Oferta y la Demanda.

Llevaban Montoro y de Guindos vomitando sus oscuras razones para justificar lo de Bankia, que es suyo y sólo suyo, Caja Madrid y Bancaja, echando mierda a diestro y siniestro sobre la credibilidad de Fernandez Ordoñez y, claro, ya han aparecido las consecuencias: Los Mercados no se fían ahora del Banco de España y van a ser dos entes financieros yankies los que auditen toda la Banca española para ver si son fiables o unos redomados mentirosos. El caso es que, para justificar su política fascista de Recortes de Derechos Sociales, han vuelto a denigrar este país, que parece importarles tanto cuando se suben a la tribuna, y las consecuencias las pagamos todos. Hasta los jubilados, que tienen grandes dificultades para hacer sus cuentas, que escriben con lápiz sus números temblorosos en las cartillas y que llaman al nieto para que les explique el lío del saldo del banco, ponderan ahora sobre las bondades de la economía del PP y defienden a ultranza los postulados de estas alimañas; ¿hay mayor sinrazón? Pues sí; ayer de Guindos ponía cara de sorpresa al constatar que sus compinches europeos de la cosa de generar la crisis no le echaban una mano en el asunto de la credibilidad... ¿Cómo te van a ayudar si eres tú mismo el que has estado sembrando dudas sobre nuestra solvencia? ¿Qué les dices ahora? "No, muchachos, que ya sabéis que era solo para llegar al gobierno y justificar los recortes, jo..." Pues, mira tú por donde, Blackrock y Oliver Wyman van a ser las dos consultoras financieras estadounidenses que auditarán durante cuatro meses las cuentas de la Banca española; registrarán en los cajones, mirarán debajo de las alfombras... para ver si hay más sorpresas entre los activos. Vamos, que estos del Gobierno hiperpatriota le han robado el prestigio al Banco de España y le han abierto la puerta de casa a los causantes de la crisis mundial, crisis que, como todos sabemos bien, comenzó en Wall Street. Y van a mirar hasta en el cajón de los calzoncillos y a airear hasta los tomates de los calcetines. Ole, Don Rajoy... ¡Qué bien lo hace usted...! ¡Qué bien nos hunde! ¿Dónde está su tan cacareada credibilidad? ¿Dónde ha dejado su españolería cañí?

En la Universidad, determinan, por poner un ejemplo de su incultura, que van a instituir dos tipos de profesorado: uno docente y otro en investigación. Y en el capítulo de investigación, el personal docente será elegido en base a la experiencia: se les van a exigir tres sexenios de trabajo en la Universidad para poder acceder al puesto. Vamos, que lo que prima es el reuma y no el expediente académico, el currículo personal o los logros en materia de investigación. Es el retorno al chusquerismo del extinguido Servicio militar en el que "la veteranía era un grado"; no el conocimiento. El chusquerismo ilustrado. Me imagino que Wert, en todo esto, es el cabo furriel o algo así. Nos quieren llevar hacia la Zoociedad del desconocimiento. Sí los investigadores de prestigio que quieren acceder a la docencia no tienen posibilidad legal de trabajar en la Universidad pública, buscarán trabajo en la Privada. Dicho de otro modo: si quieres aprender a investigar bien y con un investigador de prestigio vas a tener que pagarlo de tu bolsillo, porque en la pública no hay posibilidad de hacerlo. ¡Joder!

Con la prima de riesgo instalada ya en los 500 puntos, con este país oficialmente en recesión, con la deflacción en la puerta, el fantasma de la intervención flotando por las calles, el paro cubriendo casi la tasa que había fijado el gobierno para esta legislatura, el Banco de España sin prestigio, con las familias y las PyMES sin posibilidades de acceso al crédito, con el consumo interno en caída libre y la demanda externa cada vez más cerca del cero, con el Ministro de Hacienda gritando todos los días que va a intervenir Asturias... ¿Donde está ese Rajoy que nos iba a salvar a todos nada más llegar a la Moncloa? Porque el que ha llegado debe ser su hermano gemelo, que debe ser algo así como el primo que le dijo que lo del calentamiento global era una paparrucha... ¿Por qué no dimite de una vez este individuo? No sé si a medio plazo sus medidas darían resultado, que lo dudo muchísimo; lo que sí sé es que por este camino no va a haber país para que lo veamos. Si con este panorama no empezamos todos a salir ya a las calles de forma masiva, a indignarnos colectivamente, muchos de los que ahora tienen aún un puesto de trabajo se van a ver en la calle y sin fuerzas... Y sus hijos jugando entre los charcos con el ombligo al aire...

Pero, lo de siempre, solo salimos cuando gana el Madrid, o el Barça, o el Atleti...

Y así nos va.


No hay comentarios:

Publicar un comentario