Translate

jueves, 26 de abril de 2012

Debate de Presupuestos.

Subió a la tribuna el demagogo Montoro y comenzó a reírse de nuevo. Este hombre es un caso; siempre encuentra un motivo para estar feliz, rozagante, a pesar del desaguisado que está provocando. La Bañez habla a gritos, tensa, retadora, chulesca, en su particular máscara defensiva; la Mato, parecida máscara, chilla también y habla seca y distante... Él no; se llena la boca de argumentos aznarianos y se ríe mientras nos jode la vida. Son tres los que siempre aparecen riéndose tras sus decisorios consejos: De Guindos, Santamaría y Él; Maese Tijerillas... Aunque lo que utilice sea una faca albaceteña de siete muelles. Mejor será Maese Faca, que lo mismo vale para recortar que para apropincuarse de lo nuestro; lo de todos. Se pasó la sesión riendo y distraído, hasta el punto que tanto Rubalcaba como Rosa Diez acabaron por increparle por este hecho. ¿De qué se ríe tanto este señor...?

Abre su intervención este hombre, con un cinismo rayano en lo imposible, con la matraca de que el gran problema español es la deuda externa, frente  a la opinión de los analistas, tanto nacionales como internacionales, que dicen que nuestro gran problema es la deuda interna, aquella que se creó gracias a la burbuja inmobiliaria ideada por Aznar, actual Presidente Oficioso del Gobierno Español, y que propició una de las mayores operaciones de blanqueo de dinero en el tiempo del cambio económico que fue desde la peseta hasta el euro. Un ejemplo para los que no estén al cabo de la calle con las cifras: 
  • Sólo la deuda con los bancos de una constructora grande, Martinsa Fadesa hoy quebrada, asciende a 7000 millones de euros.
Esa es la burbuja, eso es lo que nos está haciendo tanto daño a todos. A finales de 2010 el Patrimonio neto de las seis constructoras que cotizan en Bolsa era de 30.000 millones de € mientras su deuda triplicaba su valor patrimonial, alcanzando la cifra de 94.800 millones de €. Esto es la Burbuja; no el endeudamiento de las familias. Su deuda triplica su valor patrimonial y ahoga a los bancos. Para sanear este problema, el anterior gobierno habilitó fondos de rescate y comenzó el saneamiento del Sector bancario. Los bancos, cada vez más fuertes, dedican esa fortaleza a comprar dinero en Europa, invertirlo en Deuda y sacar pingües beneficios de la actual coyuntura, especulando con el dinero en lugar de abrir la puerta al crédito para PIMES y Familias, que reactivaría el Empleo y el Consumo. Compran al 1% e invierten al 6%; un 5% de ganancia neta y segura. ¿Por qué no abordan de frente esto? Porque ese 5% está revirtiendo en su propio beneficio. Por ejemplo, Cospedal se ha comprado, según dicen, un cigarral en Toledo por un precio de 2'5 millones de €. ¿Cuánto tendrá invertido en deuda esta señora? Vamos, la pregunta es "cuanto le proporciona el fondo de inversión en el que tiene metido su dinero y que opera en los mercados de deuda soberana"... 

Frente a esta realidad, constatada por más que se empeñen en negarla, 11'5 millones de personas en España, un 25% de la población, se encuentra en el umbral de la pobreza; esto es, ganan menos de 627 € al mes.

Nos intenta vender la moto de qué, con una contracción prevista del 1'7% y un aumento del paro de 630.000 personas, los ingresos van a subir. Para ello cifra en un mísero 1% el aumento del Gasto por prestación por desempleo y un raquítico aumento del 1% de las pensiones contributivas. El año pasado, las pensiones contributivas crecieron un 4% y el aumento del paro acerca el aumento del gasto lógico por prestaciones al 5%. Por último, para cuadrar las cuentas se inventan unos ingresos extra de 2.500 millones dimanados de la Amnistía fiscal... Y se le llena la boca de grandilocuencia al afirmar que "Nos jugamos el país, nos lo estamos jugando"...

Pone el ojo Maese Faca en las Comunidades. Habla de intervención, habla de observancia fiel de los parámetros marcados por el Gobierno, de acatamiento, habla de conceptos que suenan a "Prietas las filas, recias, marciales..." Habla de la herencia recibida y continúa llamando mentirosos a los socialistas. Es una constante. En tiempos de la República era la constante en las sesiones del Congreso en los discursos de la CEDA; ahora continúan con lo mismo. Pero no hablan de Valencia, o de Madrid, o de Castilla y León, o de Baleares, o de Murcia... No habla, no explica qué porcentaje del déficit tiene como causa los chanchullos y las estafas que se han cometido en estos feudos que, desde hace muchos años, gobiernan a golpe de mentiras, manipulaciones y ocultaciones en las Televisiones Autonómicas. No habla del Aeropuerto de Castellón, ni del caso Matas, ni del caso Fabra, ni del caso Gürtel, ni del Palma Arena, ni de Bárcenas, ni de la M-30, ni del Palacio de Cibeles... No habla de los cajones abiertos en sus feudos para engordar el déficit. No dicen que Europa les ha obligado a terminar el Ave a Granada porque ya estaba licitado y adjudicado. Solo repite como un mantra que los socialistas nos han engañado. Una y otra vez lo dice en el preludio de lo que vamos a escuchar en RNE y ver en TVE en cuanto logren hacerse con el control del Ente público, entre película mala del oeste y tertulia repugnante de mañana o tarde. ¿Cuanto nos va a costar esa campaña de denostación, difamación e insultos, de enfrentamiento de españoles, destinada a la pervivencia de la división que consiguió el estallido de la Guerra civil, estrategia en la que, desde 1993, se empeñan en continuar instalados, más allá de todo concepto de juego limpio y honesto, y que tienen preparada con el fin de desactivar cualquier indicio de que puedan perder las elecciones de 2015?

En medio de todo este farragoso discurso, propio de Goebbels, realiza la siembra de la duda acusando al PSOE de haber tomado medidas antisociales en respuesta al razonamiento de Rubalcaba sobre la bajada drástica de las pensiones. Si lo examinamos detenidamente, el argumento de Montoro no se sostiene ni un instante. Acusa al Gobierno anterior de haber bajado el sueldo de los Funcionarios un 5%, haber congelado las pensiones y haber subido el IVA un 2%. Cierto que no eran decisiones muy agradables; pero estas eran medidas destinadas a mantener en lo posible el poder adquisitivo de los más débiles. Ellos, a pesar de haberse llenado la boca de sus "No vamos a tocar las pensiones", han subido las mismas un 1% para, a continuación, subirles el IRPF un 2%; el resultado es una bajada efectiva del 1%. A esto hay que añadirle que los pensionistas van a comenzar a repagar sus medicamentos, a repagar las prótesis y a repagar los traslados en ambulancia que no sean urgentes. Esto último supone, por ejemplo, que en los pueblos los ancianos deberán abonar 50 € por viaje en ambulancia al hospital más cercano cada vez que tengan que ir a ver al especialista. Evidentemente, a nadie se le escapa que esto supone una bajada drástica de las pensiones y que muchos ancianos van a verse en la disyuntiva de decidir entre comer, o pagar la luz, y acudir al especialista o tener que continuar con su maltrecha cadera porque, total, para 5 años que les queden de vida no merece la pena el gasto... Tampoco comunicó a la cámara, claro, que en la Comunidad Valenciana van a despedir a cerca del 46% de los empleados públicos...

No pudo evitar el Ministro un lapsus linguae; sucedió durante la respuesta al representante del PNV, Sr. Azpiazu. Podéis escucharlo claramente en la página del Congreso, en la grabación de la sesión del martes: Tercer bloque, minuto 42:14 a 42:55. Transcribo el trozo del discurso de Montoro:

  • "Pero ahora estamos hablando, si quiere, de algo enormemente drástico y útil para salir de la crisis. Entonces, y respóndame Sr. Aspiazu: El PNV ¿qué está diciendo, que rebajemos el objetivo de déficit? Esta es la cuestión; y eso es algo en función de la prioridad como país y, por tanto, esta es, eh..., ahora, el dilema, si quiere, en sentido hat-leriano, ¿no?, de ser o no ser..."

Me parece observar claramente el esfuerzo que realiza, sobre la marcha, el Sr. Montoro para mutar la i en e. La te ya no logra tornarla eme... Si unimos esto a los sucesivos lapsus que han ido teniendo desde que llegaron al poder, notorio fue el de Arenas llamando en un mitin Ley de tacho a la Ley de Techo de gasto, y a la aplicación de los 11 principios de Propaganda de Goebbels, no puede menos que continuar poniéndoseme la carne de gallina sobre el modelo de sociedad que buscan implantar desde su mayoría absoluta apoyándose en el profundo desconocimiento que de la historia tiene el pueblo español.

Afirma, para terminar, que España es un gran país capaz de hacer frente a nuestras tareas, capaz de liderar a Europa en Estabilidad económica y en Creación de empleo. Y se apunta el tanto del aumento de la Renta per cápita hasta casi el doble de la que había en el 96. En el camino olvida a la opinión de los analistas vertida en editoriales de grandes rotativos:

  • New York Times:  "Malbaratar la fuerza del trabajo de mañana para pagar la burbuja inmobiliaria de ayer es un sinsentido económico."
  • Wall Street Journal: "El Gobierno de España está haciendo que las cosas en España vayan a peor y no a mejor."
  • Le Monde: "España se está suicidando científicamente." 

Osea qué, para arengarnos, nos viene a decir sin cortarse una miga que vamos a ser la nueva Alemania de Europa por encima de la opinión de todos estos especialistas en Economía. Vamos, que "Volverán banderas victoriosas, al paso alegre de la paz..." Heil, Montoro.

Evidentemente, con este planteamiento y sus actos, se han quedado completamente solos, 182 a 155, con sus cuentos; perdón, cuentas... Eso sí, con los votos de Foro Asturias y UPN; pero ellos son más de lo mismo... Y están perdiendo ya la mayoría social.

Anoche, en el ascensor, una vecina, de mi edad, me decía que con tanto trabajo en la oficina no había ganas de meterse en tanto análisis y que por eso no nos estábamos dando cuenta de lo que realmente ocurre. Que es más fácil el sillón y la tele que el periódico... Me dijo también que en este momento es un lujo que te exploten. Y tenía razón: es un lujo pertenecer al pelotón de los explotados; la nueva Casta social de España. Vamos, de seguir así, hacia la sociedad de castas tan querida por los nazis y no nos oponemos frontalmente a ellos. Parece que necesitamos que nos apaleen de nuevo para saltar de una vez; qué triste, coño, que necesitemos del palo para luchar por lo que es justo...

Y así nos va.

No hay comentarios:

Publicar un comentario