Translate

martes, 10 de abril de 2012

Crisis... ¿Qué crisis?

Un nuevo recorte se nos anuncia: 10.000 millones más en Sanidad y Educación y Cultura. Hace diez días el Gobierno mostraba sonriente y orgulloso sus tan escondidos Presupuestos Generales del Estado en los que ya figuraban recortes del 13'7% en Sanidad y de un 21'2% en Educación; era viernes. Ese mismo domingo el Finantial times, portavoz cuasi oficial de los Mercados, le decía a un tal Rajoy que nadie sabe donde está porque, tanto que hablaba, vociferaba, insultaba y demás abas..., no aparece por ningún lado, que así no se iba a ningún sitio. Y es cierto. La prima de riesgo está disparada hacia los 500 puntos de diferencial. Y, fíjese usted, son tan chabacanos, tan torticeros, tan avariciosos, tan egoistas, que lo único que pretenden es continuar  contrarreformando este país a costa de lo que sea. Para ello siguen mareándonos con mentidos y desmentidos a troche y moche: Sale De Guindos y dice que se va a recortar de nuevo en Sanidad y Educación; sale Floriano y cuenta que no, que eso son ocurrencias de De Guindos... Y va el tal Rajoy y manda una nota a la prensa diciendo que recorta 10.000 millones más en Educación y Sanidad. Y la prima de riesgo se pone cachonda y sube su temperatura hasta los 425 puntos de diferencial, cerca ya de los 468 con que saludó la llegada del PP al Gobierno de la Nación.

¿Cómo va a confiar alguien en una economía que, a base de recortes, está eliminando cualquier posibilidad de crecimiento? La verdadera reforma es la del Mercado Financiero. Los bancos continúan especulando con la deuda. Compran dinero al 1% en el Mercado interbancario y lo colocan al 5 o al 6% en los Mercados de deuda sin que nadie les ponga freno ni lo aborde de frente y reforme este tipo de prácticas que son totalmente fraudulentas por más que intenten darles visos de legalidad. Mientras nuestro país, esa España de la que se les llena la boca a los fascistas, se desangra perdiendo toda posibilidad de crecimiento a golpe de recorte en Derechos sociales ellos engordan sus cuentas abocándonos a la más horrible de las pobrezas; la del espíritu. Y Alemania se lleva a tooodos los Ingenieros, Arquitectos, Maestros industriales, Médicos, Investigadores científicos para aprovecharse de una formación de  alta gama que nos ha costado dos riñones y medio a todos los habitantes de este país, reforzando, por un lado, sus entramados científico e industrial y destruyendo, por otro, los nuestros.

¿En qué se puede traducir todo esto? Pues se puede traducir, de hecho ya estamos en el camino, en llegar hasta los 7 millones de parados. ¿Beneficiaría a alguien esta situación? Desde luego; a la oligarquía. Con esa cifra de parados el hambre se convertirá en endémica en España y volveríamos a ser un país del norte de África, sin derechos y con una Iglesia integrista incrustada en las instituciones y gobernando a golpe de salmodia moral. Ya estamos percibiendo los primeros signos de que esto es así en la mismísima Televisión pública. ¿Por qué no existen recortes, por ejemplo, en las partidas presupuestarias destinadas a la Iglesia Católica? o ¿por qué no se reclaman los 720 millones de euros que deben los clubs de futbol a Hacienda? eso por no hablar de lo que deben deberle a la Seguridad Social... 

Y sale Rajoy y dice que es muy difícil esto, más cuando vemos que las medidas adoptadas no dan resultado ni aquí ni en los mercados. Pero nos asegura que a medio y largo plazo darán resultado... ¿Por qué no se pone delante del espejo y se grita a sí mismo de la misma forma en la que le gritaba a Zapatero en el Parlamento lindezas de las suyas, del tipo "Es usted un inútil, No tiene ningún plan, Basta ya de improvisaciones..."? La realidad es muy distinta; hoy Alfonso Alonso negaba, a través de su verborragia demagógica, que Rajoy fuese a comparecer en el Parlamento para explicar todas estas medidas que, andando el tiempo, vamos a acabar leyendo en la sección de Cartas al director del Diario La razón. ¿Por qué se esconde Rajoy y no da la cara? Sigo pensando que no le dejan hablar; le analizo como una simple máquina de firmar lo que otros deciden. 

Este país, lo quieran reconocer o no, está intervenido de hecho. Hoy mismo, contaba la prensa, la Comisión Europea pedía las cuentas de las Comunidades autónomas para poder hacerse una mejor idea de la efectividad de los recortes presupuestarios. El plazo para la presentación termina a finales de este mes. Y si hay un plazo de finalización es porque hay una exigencia de presentación; se cae por maduro... El caso es que los Inversores invierten en España en lo único que pueden invertir: en la deuda. Y tienen la total seguridad de que España va a pagarla, porque si no fuese así, no invertirían en algo que les iba a hacer perder muchísimo dinero. Y es que tampoco hay donde invertir. El Gobernador del Banco de España apuntaba la necesidad, dentro de la reforma del Sector bancario, de hacer que las Cajas de ahorros dejen el sector financiero y se conviertan en entidades netas de crédito para PIMES y Familias. Esto es lo que han de hacer con urgencia, impedir que se sigan poniendo las botas y que el dinero de los sucesivos rescates y saneamientos entregado al Sector financiero tan solo sirva para mantener sus sueldos y su nivel de enriquecimiento vía chanchullo. Pero esto no gusta en absoluto al Sr. Rato y Cía.
Y menos a De Guindos, que medró hasta conseguir convertirse en Director General de Lehman Brothers para España y Portugal y se afanó en inundar el mercado financiero de estos dos países con los activos tóxicos que fabricaba su jefe, un tal Bernard Madoff  que está en Estados Unidos, en la cárcel por estafa continuada. Es curioso que en el ordenamiento jurídico español exista la figura del Colaborador necesario para la comisión del delito y que este tenga, a nivel penal, la misma punición que la que se le impone al actor. Pues bien, en premio por sus quehaceres al frente de Lehman brothes España, le han nombrado Ministro de Economía. Cada uno decida los adjetivos; la realidad es esta y no otra. Y dentro de esta realidad, que no de otra, se puede encuadrar perfectamente el babeo obsceno de algunos ante la perspectiva del Paraíso terrenal de la ciudad del juego que un mafioso yankee quiere montar en los alrededores de Madrid... Y no se mueren de vergüenza.

Y en medio de la que está cayendo, la Sesión de control del Senado de hoy ha sido una verdadera vergüenza. El PNV preguntando porqué el Gernika no es llevado al País Vasco... Y Rajoy, el Presidente del Gobierno de España, huyendo como un  cobarde de los periodistas sin dar la menor explicación sobre lo que está pasando con los Mercados, con el IBEX, con la prima de riesgo, con los recortes, con la Economía de todos los españoles y saliendo del Senado por la puerta de atrás... ¿Por qué hemos tenido que aguantar las estupideces de este señor, los insultos, los gritos, las faltas de respeto que ha vomitado en el Congreso durante siete años y medio? ¿Para que ahora salga corriendo sin dar la cara como cualquier vulgar sinvergüenza...?

Y seguimos calentitos en casa sin pensar en el día en el que no podamos pagar la factura de la luz o el gas. Tan sólo nos cabrearemos cuando nos la corten y no podamos ver el partido de turno...

Y así nos va.

No hay comentarios:

Publicar un comentario