Translate

viernes, 6 de enero de 2012

La navaja de Occam

"En igualdad de condiciones la solución más sencilla es probablemente la correcta."

Atemos algunos cabos, que desde el viernes pasado han ocurrido muchas cosas en este país. Acaba de decir De Guindos que el estado del bienestar es inviable. Lo ha dicho sin inmutarse, sin pestañear; lo ha dicho en Londres. Tal y como Franco aconsejaba a Juan Carlos, hay cosas que se pueden decir fuera pero no dentro de España, lo ha soltado en el extrajero. Ha añadido que la prioridad ahora es la reforma laboral. El sábado, la Ministra de Empleo nos regaló su famosa sentencia de que "este país está en la ruina económica y social." El viernes nos anunciaron que el déficit iba a ser del 8% y que debían recortar a toda prisa para intentar ahorrar 8.400 millones de €uros a las arcas del Estado. Solo cabe concluir que nos están, palo a palo, hundiendo a ver si desde una vez claudicamos, mandamos a la porra nuestro derecho a ser personas, a tener un trabajo estable, un sueldo digno, condiciones de trabajo que se ajusten a derecho, esas cosas que no hacen más que complicarle la vida y las ganancias a los empresarios, y dejamos que nos lleven como bueyes por el campo para explotarnos. Son unos mal-nacidos; porque jamás merecerá la especie humana que nazcan seres así en su seno. Son los nazis. Y están ahí, sentados en sus poltronas vomitando mensajes en los que indican que este país está en la ruina. ¿Quien va a querer invertir en un Estado con tales condiciones económicas?

Hoy, la maestra de la mentira¡, la manipulación y la demagogia, ha presidido su tercera rueda de prensa como Vicepresidenta. Mira, me produce tanta aprensión esta mujer... Se me aparece como mentirosa, manipuladora, demagoga... Rebotada de no sé que extraños problemas... No sé a quién le está demostrando lo que puede hacer, el poder que tiene, pero se la ve eufórica, relamiéndose constantemente, pasando su bífide por los labios epulones, de forma glotona,  mientras se merienda un país.

Y su boca continúa vomitando dudosas excusas para justificar cómo están desmontando el Estado del bienestar. Me pregunto cuantas horas habrán desperdiciado para conseguir cuadrar ese 8% de déficit que tanto esgrimen, cual espada de Damocles, a la menor oportunidad, cuantas horas han despilfarrado en encontrar la forma de bajar medio puntito el balance anual de la Seguridad Social para, de esta forma, situarla en la banda de déficit, apenas un 0'06% del PIB y poder presentarlo de una forma más o menos creible... ¿Cuantas horas de operaciones matemáticas en plan -"aún estamos por encima" "pues mira si puedes quitarle los ingresos... añádele el gasto por... aumenta las bajas por enfermedad a ver si así..."- que podrían haber empleado en buscar la forma de mantener derechos, se han perdido intentando justificar sus recortes a través de una muy dudosa aritmética? Claro, tras lanzar el dato, "hemos pasado de un posible superhávit del 0'4% a encontrar que la realidad es que hay un déficit del 0'06% del PIB, 668 millones de €uros", viene el mensaje. Los labios se entrecierran y se redondean, la lengua los humedece constantemente y en el gesto se percibe un disfrute obsceno; entonces lo dice: "Que no se preocupen los pensionistas, pagaremos las pensiones como ya hicimos en 1996 porque la situación es la misma que entonces..." Y una anciana, amiga de la familia, me decía ayer que los sindicalistas son los peores vagos y que los socialistas han estado robando y que a saber cuanto se habrán llevado...

Están desmontando el Estado democrático para construir sobre sus ruinas, reco-instruir, el Estado franquista. Es un estado franquista nuevo, incluso demócrata rayando la memocracia, en el que los que no sean los Camps, los Fabra, Los Feijoo, los Aznar, los Ripoll, los Mata, los Bárcenas, los.... no podran ostentar cargo público si se les ocurre poner en duda la legitimidad de los testaferros para dirigir el país en nombre de los Mercados. Hacia mitad de semana nos enteramos de que Goldman Sachs ha dado el visto bueno al plan de Rajoy, advirtiéndole al tiempo que los recortes por sí solos no sirven para generar crecimiento.

Los que se avienen a esta forma de ejercer el mandato del pueblo, que parece que les ha ordenado robar a manos llenas, tienen cargo asegurado. Los que no, serán tachados de ladrones precisamente por  no robar. Y ya tenemos el primer jaleo gordo, que está pasando medio desapercibido en toda la prensa: la supuesta ayuda del Tesoro a la Generalitat valenciana porque están en quiebra, aunque no lo digan...

Y los españolitos de a pie nos dedicaremos a lo de siempre: Si es socialista y dialogante, me cago en su padre.... Si es del PP me cago en los pantalones.

Y puestos a utilizar lenitivos... Me cago en los 3.500.000 españoles de izquerdas que no fueron a votar. Ojalá os metan el sofá por el culo. Y sin vaselina.

Y sigue Mariano I, el Mudo,. sin dar la cara.
Y seguimos más quietos que en misa...
Y así nos va.

2 comentarios:

  1. Gracias, Beatriz. Como decía el poeta "Nos queda la palabra"; la pena honda es tener que emplearla para narrar este tipo de cosas. Y es que en el mundo la buena gente es mucha y el poder lo tiene la mala gente, que es muy poca pero muy... Pon tu el calificativo, por favor...

    José Luis

    ResponderEliminar