Translate

viernes, 18 de noviembre de 2011

Razones para no abstenerse

Decía Unamuno que "los españoles somos republicanos en la Monarquía y monárquicos en la República. Y tenía, y tiene, toda la razón. Sistemáticamente estamos en contra de aquel que dirige, manda o coordina cualquier tarea, evento, empresa, actividad... Lo que sea: ¿Está mandando? Pues en contra... y, haga lo que haga, normalmente vamos a oponernos a él suceda lo que suceda y sin ningún tipo de razonamiento. El ejemplo más claro de esa impudicia a la hora de juzgar el trabajo de los demás lo tenemos en, por ejemplo, un profesional que llega a casa a efectuar una reparación y, casi siempre, en algún momento nos comunicará con experto gesto de complicidad que el anterior profesional del ramo hizo una auténtica chapuza. Así somos...
Ahora, que toca elegir a nuestros gobernantes, que podemos ejercer libremente nuestra opción, una libertad que ha costado muchos años de lucha y sacrificios, los más beneficiados por esta conquista decidimos alegremente que no votamos, que nos abstenemos... Y se nos olvida la cantidad de persecuciones, de sangre, de torturas, de muertos que ha costado conquistar este Derecho.
En charlas de café nos empecinamos en hablar de los políticos calificándolos de aprovechados, ladrones, corruptos, parásitos, inútiles y demás lindezas cortándolos a todos con el mismo rasero, sin pensar en que, si bien donde hay dinero hay seguridad de que alguien quiera llevárselo con trampas, y que en todas partes cuecen habas, en unos partidos hay mayor concentración de corruptos que en otros. Y corruptos somos, de una forma u otra, todos. Desde el momento en que no le exigimos la factura al profesional que nos realiza la reparación para ahorrarnos el IVA. es una conversación de libro de texto:
  • ¿Querrá factura? Si la quiereeee... tengo que añadirle el IVA...
  • No, por Dios, no hace falta, jeje... Si esto no desgrava...
O con nuestro amado coche, que también pasa mucho:
  • Jo, Pepe, tengo el coche lleno de rayajos y abollones...
  • No te preocupes, si quieres te hago un parte y que te lo pinten...
Y aquí paz y después gloria... Claro, si esto hacemos con pequeñas cantidades de dinero ¿qué no haríamos si nos colocasen en medio del montón?
Muchos estareis diciendo ahora mismo que no sois así, que la mayor parte de la gente no es así, que eso lo hacen muchos, pero que sois muchos más los que no lo haceis. Y teneis toda la razón. Pues lo mismo pasa con la clase política e igual de injusto es considerarles a todos iguales.
Y claro que todos cuidan sus intereses, como todo hijo de vecino. Cada partido tiene su programa, sus metas, su proyecto, su propia visión; cada uno busca cubrir y trabajar dentro del sector que le interesa respondiendo a las peticiones, necesidades o ilusiones del sector social que les apoya e intentan llevar a acabo sus compromisos y sacar adelante las propuestas que les han expresado aquellos a los que representan.
Desde hace tres años nos hemos comenzado a enterar que aquello de  "el mundo lo gobiernan unos tipos que nadie conoce" es cierto. Son los mercados. Consiguieron a finales de los ochenta que la clase política no les regulase, dejándoles campar a sus anchas y, desde entonces, han estado fortaleciendo su poder y afilando las armas para llegar a este momento en el que, escribiendo cifras y cambiando porcentajes en un ordenador, hacen caer gobiernos y cambian sistemas sociales completos. Para ellos todo es negocio; los seres humanos no existimos en sus cabezas nada más que en forma de balance de activos, pasivos y probables. No tenemos rostro, ni siquiera despertamos sentimientos. Son máquinas de hacer dinero y a eso se dedican las 24 horas del día. Para combatirles necesitamos a los políticos.
Y hemos de pensar en qué políticos necesitamos. Y hemos de informarnos bien y reflexionar para intentar descubrir a quienes representan. Desde luego, la derecha nunca va a representar nuestros intereses, no son los patrones los que van a aumentar nuestros derechos puesto que van en detrimento de sus propios beneficios. No quieren pagar impuestos, ni ayudas sociales;  al contrario, lo que quieren es transformar esa fuente de capital en algo extraible y quedárselo. En España están representados por el Partido Popular; lo controlan completamente.
Existen alternativas. La más importante es la de reforzar la izquierda parlamentaria votando las opciones más humanas. Iñaki Gabilondo lo expresaba muy bien esta mañana:
  • PSOE para quitar fuerza al PP en el centro-derecha y plantarle cara.
  • IU para reforzar la izquierda plural y mayor voz en el Parlamento.
  • EQUO para aumentar la opción humanista y ecológica.
  • UPyD para compensar los excesos Autonómicos.
  • Las opciones autonómicas y regionalistas de Izquierda para potenciar  la voz de los trabajadores y sus intereses locales.
Hay pues más alternativas que votar PSOE. Y debemos intentar hacer el esfuerzo de elegir una opción, porque la llegada con poder absoluto de Rajoy a la Moncloa puede ser un gran desastre para nuestros derechos; es más, lo será. No han empezado a gobernar todavía y ya se han cargado la Ley de dependencia. Y una ultima razón, condensada en una frase de Aznar:
  • Nos salen muy caros estos derechos que inventa el PSOE.

Si nos toca arrepentir- nos de no haber ido a votar será tarde para solucionar- lo. Muy tarde. Y las que nos esperan son muy duras, con unos o con otros, hasta que reaccione Bruselas de una vez. Hagamos que gobiernen los que más nos defienden: la izquierda. Podemos hacerlo; pero pondremos cara de entendidos y, como siempre, diremos:
  • ¡Hoy no como rancho pa que se joda el sargento!
Y así nos va...

3 comentarios:

  1. Te acabo de descubrir y me ha encantado leerte. Sensato y preclaro.

    Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Beatriz; tu comentario me da ánimo para continuar contando lo que pienso y siento. Tan solo hay que mirar de frente a la realidad para verla clara. Eso es lo único que hago, ir más allá del dos y dos y unir piezas. Las tenemos todas delante de los ojos, pero es más cómodo no hacer el esfuerzo de pensar. Y así nos va...

    ResponderEliminar
  3. Desde los tiempos que yo comentaba en HP he leído tus opiniones que en buena parte podía compartir, en lo que aquí expones me parece que puedo hacer alguna precisión. Se le atribuye a Churchil la frase "España es un país muy rico, hay que ver que ni sus políticos pueden arruínarlo", es verdad que no todos son ladrones, pero hay que ver lo que roban, no me vale en absoluto la comparación del que no paga el IVA o pretende engañar al del seguro del coche si no les he votado, que vivamos en un país de pícaros no quiere decir que tengamos que votarlos. Siempre he puesto el ejemplo de un crío en posible peligro, trataré de convencerle de que salga del peligro, si no quiere y es mi hijo le sacaré a la fuerza, si no es mío no puedo forzarle a salir ante la posible denuncia por su parte, o mejor, todo el mundo nos guardamos de quien creemos que no nos quiere bien, no podrá hacernos mal pues estamos prevenidos esto ocurre en mi caso con el PP, otra cosa es con aquellos que creía amigos, la decepción por no decir algo mas fuerte es mas dolorosa ya que han traicionado la confianza, es el caso del PSOE, de quien no puedo compartir opinión contigo de ninguna manera es con UPyD para mi la levedad franquiciada del PP, todos ellos votarían lo que emana de esos poderes auténticos que nadie vota llamados mercados, son los que firmaron los tratados de Maastrich, Lisboa y el tratado de comercio USA-UE, mas opciones de voto? si cualquiera que no sean estas.

    ResponderEliminar