Translate

lunes, 28 de noviembre de 2011

Primera semana del electo

¿Qué dia es hoy?... ¿Miércoles?

Ha pasado una semana entera, dos días y media mañana desde que algunos fuimos a votar terriblemente preocupados por la situación que tenemos y la situación que se nos podía venir encima si ganaba la derecha, mientras 3'5 millones de votantes del PSOE se quedaban en casa pensando que estaban castigando al Gobierno... ¡Qué panda de imbéciles, incultos, zafios y meapilas...! Lo que más rabia me da es que esos 3'5 millones de vagos de siete suelas sean compatriotas míos. ¿Por qué me indigna tanto? Han pasado nueve días desde que esta caterva de asnos se quedó en casa y el nuevo Presidente in péctore no ha dicho ni oste ni moste. Ni se ha dignado a asomar la nariz para decir algo... Ya sabemos que la gracia la tiene en el culo, como las avispas, pero ¡Hombre...! Al menos alguna cosa, una frase ingeniosa, un "Estoy aquí y pienso que esto está así... o asá..." Nada; Mariano I, el Mudo, ha hecho honor a su sobrenombre.

Hablar lo que se dice hablar, ha hablado ya medio PP. Mamá Cospedal para decirnos que hay que recortar y que hay que atajar la crisis haciendo subir el empleo recortando y que Marianito electo está estudiando mucho. Elvira Rodriguez, aguirrista de pro y Aznarista de los pies a la cabeza, también ha salido al balcón del Pazo para contarnos que habrá que coger un gran lapiz rojo y comenzar a tachar partidas en los presupuestos, congelar los sueldos de los funcionarios, estudiar la Sanidad, ver que pasa con las pensiones... Mamá Cospedal incluso ha dicho que no se puede molestar a Marianito con tonterías porque está preparando el examen. Tanto es así que la Comisión Europea ha enviado a su Vicepresidente, Antonio Tajani, a hablar con el ínclito y ver si puede averiguar por donde van a ir los tiros. Y al salir de la reunión dijo lo único que podía decir para no alarmar a nadie: que le gustaban las reformas y le gustaba el déficit de Rajoy; eso sí, sin precisar en qué van a a consistir, ni si el déficit lo tiene Mariano y eso lo hace más manejable, y me temo que con el único objeto de tranquilizar algo a los lobos de los mercados, que campan a sus anchas estos días hozando en la charca de la incipiente recesión de la Unión europea.

En este maremagnum el único feliz parece ser Rosell, el Presidente de la CEOE, no el del Barça, que está esperando a que Mariano I, el Aplicado, le invite a merendar y puedan jugar a su juego favorito: los recortables de las casitas de los trabajadores... Pero primero hablarán los sindicatos, que nos dirán que el tono de la reunión ha sido bueno pero que...

Eso sí, la tostada del desyuno la hemos untado estos días con el conocimiento, y cocimiento, de que 10 comunidades van a cortar un 14 % la inversión en obra pública, lo cual supondrá unos 1700 millones de €uros menos para la creación de empleo; claro, las Comunidades que esto hacen son las del PP...  De que en EMARSA, Valencia, trincaron dinero a manos llenas los peperos de turno, de que continúan apareciendo listos en las Cajas de ahorros de las Comunidades que gobierna el PP que se han asignado millones de €uros en suculentas pensiones y más suculentas primas... Son desfalcos de los que no dicen nada ni Mamá Cospedal, ni la Prima Elvira, ni el primo Alberto, ni mucho menos quien debía decirlo, que es Fernandez Ordoñez, a la sazón Gobernador del Banco de España... ¿Dirá algo Mariano I cuando se digne a dirigirse al pueblo? Habemus papam, pero... ¿Tendría razón The economist cuando le definía en el pie de foto como "El hombre que no tiene nada que decir"?

Y continúan los chistes en los bares y el "¿Ves como todos son iguales? Si ya te lo decía yo... Todos meten la mano en la caja..." y seguimos riéndoles las gracias a esos 3'5 millones de vagos que se quedaron quietos para que el oso no les hiciese pupa... mientras ellos esperan que llegue el próximo partido del Madrid o del Barça, que da igual quien sea, pero el caso es que sea jurgol... Y Mariano I, el Estudiante, preparando las Oposiciones...

Y así nos va...

No hay comentarios:

Publicar un comentario