Translate

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Los peligros de la lectura excesiva


Se pueden argumentar muchas razones a la hora de explicar, más bien justificar, porqué un candidato a la presidencia de un gobierno, alguien que debe ser elegido en función del proyecto de soluciones que presenta para solventar los problemas que un país tiene, lee constantemente durante la celebración de un debate que se supone debe ser ágil y controvertido. La primera, la más lógica de todas es que se trate un individuo sin permiso para expresar las propias ideas al responder al dictado de intereses que viven en la sombra. Es fácil caer en la tentación de justificar esto deduciendo que, al tratarse de una democracia representativa, la tal persona no hace más que trasladar el ideario que la mayoría a la que representa le ha entregado para defender. Pero se supone que se trata del líder de esa mayoría y que aspira a liderar al país entero; deberá, pues, tener completamente claro el proyecto que quiere implantar y, si tal sucede, lo tiene claro, no necesitará de tanto papel para defebnderlo. Es, ehn este caso, como si a un examen oral nos presentamos cargados de chuletas y, a l final, conseguimos aprobar... Porque de eso se trata, de una exposición pública, de un examen oral en el que el tribunal esárá constituido por los ciudadanos con derecho al voto. 

Pero ¿qué grandes poderes estarían detras de este hombre que lee y lee sin parar para no abandonarse a la tentación de emplear sus propias palabras? Fijémonos en algunas de las cosas que dice:
  • Bajaré los impuestos del capital para que generen empleo.
Esto no va a animar la creación de empleo en forma alguna. Las grandes fortunas están haciendo su agosto en los mercados de deuda y tienen unas tasas impositivas tan bajas que, como decía aquel millonario americano, las secretarias pagan más impuestos que los jefes. Todos ellos invierten en los paises emergentes, que tienen los sueldos mucho más bajos que en la vieja Europa y, por ende, proporcionan mayores beneficios. Como ejemplo de esto, pensemos en la deslocalización que está llevando a cabo Telefónica en la actualidad.

Telefónica ha trasladado todos los servicios de teleoperación a latino-américa. El salario mínimo interprofesional en un país como Colombia es de 275 € al més... Por el mismo puesto de trabajo, por el mismo quehacer, un trabajador en España ¿cobraría 900 €? Claro... Tres por el precio de uno... Si se bajan los impuestos empresariales ¿volverán esos puestos de trabajo a España? No. Pero el servicio es pésimo y el reparto de beneficios entre los directivos es de más de 400 millones de euros en los próximos cinco años. No van a renunciar a esto. El resultado es de 8.000 puestos de trabajo menos en este país. Claro, como el problema de la competitividad es que fuera cobran menos que aquí, la solución es, para el Partido Popular, muy fácil. Y viene la segunda propuesta de estos señores:
  • Bajaremos los salarios para aumentar la competitividad.
Este es el modelo de solución que han enunciado a vuelapluma y que, de tan obvio, es escalofriante. Le hemos de añadir algo que también ha dicho en otro de sus calentones de boca:
  • Vamos a volver al modelo de crecimiento de 1996.
¿Qué significa esto? Volver al ladrillo, tanto a través de construcción de vivienda protegida como de construcción privada. ¿Por qué? Por la sencilla razón de que las subvenciones saldrán de las arcas públicas en dirección a manos privadas por medio de las constructoras. Es una inmejorable fórmula para vaciar de forma presúntamente legal las arcas del Estado. Invertir en Desarrollo e Innovación es complejo y lleva mucho tiempo y estos señores tienen prisa por acaparar el capital ya que no saben lo que puede ocurrir tras cuatro años de gobierno. Es la vieja jaculatoria: Virgencita, no te pido que me des, te pido que me pongas donde haya.

Para hacer todo esto necesitan que haya suficiente número de parados como para poder rebajar completamente los derechos sociales a fin de desviar la mayor cantidad posible de dinero hacia plataformas que les permitan cogerlo facilmente. Y les importa un ardite el convertir España en un país de albañiles.  DEspués se les llena la boca de patriotismo, pero tan solo es su avaricia la que habla. Siempre recortan en el mismo sitio, en nuestros derechos, en nuestos frigoríficos, en nuestras escuelas... No dicen que van a recortar las subvenciones a la escuela privada puesto que ellos sí se lo pueden pagar, recortan en la escuela pública; de la misma forma desvían fondos públicos hacia la sanidad privada... Son los reyes de los desvíos: Se nos ha olvidado ya que, cuando hicieron el AVE a Barcelona, que dejaron en Lleida, la estación de Guadalajara la construyerosn a 20 kms de la ciudad, justo, mire usté que casualidad, lindando con los terrenos baldíos propiedad de una tía del marido de Esperanza Aguirre, unos terrenos en los que el maridísimo iba a construir, con su constructora propia de él mismo y, por gananciales, de la Aguirre mire usté, algo que se iba a llamar Ciudad Valdeluz... Un secarral que, de no valer dos gordas pasó a valer lo que no está escrito...

Después sale la Aguirre y dice, hoy mismo, que igual los mayores deben pagar algo de sus medicinas... Y nadie lo acusa. Pero me niego a que mi madre, tras tantos años de trabajo y de pagarse su seguro oficial vea ahora que su popder adquisitivo merma porque ha de desembolsa de nuevo un dinero que ya ingresó en las arcas del Estado mientras trabajaba. Eso es rebajarle la pensión de forma encubierta, por mucho que se le llene la boca a Rajoy diciendo que no va a tocar las pensiones.

O sale la Cospedal diciendo que "cuando hagan lo que tienen que hacer los españoles vamos a salir a las calles... Piensa un poco, amigo lector: ¿Tan terrible es lo que van a hacer? Porque hay muchas formas de encarar este problema, y no se les oye hablar de Europa, que es la auténtica solución y, quizá, la única para salir airosos de esta guerra mundial que es la tercera y que es económica. Porque estamos inmersos en una guerra, aunque no nos lo quieran contar...

Por eso, el candidato de la derecha lee y lee; siempre lee. Lee lo que le han escrito para no meter la pata y desvelar que lo que quieren hacer es continuar hundiéndonos en la miseria, que es el único camino que conocen y quieren para continuar engordando sus fortunas. No les interesa Europa, no les interesa la Cohesión social, no les interesa la Justicia... Tan solo les interesa agrandar sus fortunas a costa de lo que sea. Y callan y nos engañan como a chinos, nos desprecian y nops explotan y, además, consiguen que les votemos o que andemos por los bares y tabernas diciendo que no votamos porque no creemos en el sistema...

Pero las cosas se han de cambiar desde dentro y la única forma que tenemos de hacerlo es con nuestro voto. Pensemos en qué votar o a quien votar; pero votemos. Porque si el domingo nos quedamos en casa ganará esta derechona, la Caverna, y volveremos a preparar yeso y amontonar ladrillos y nusestros hijos abandonarán las escuelas, persiguiendo una nueva burbuja, para comprarse un coche y conseguir una hipoteca...

Lo tenemos reciente, no hemos de hacer más que pensar un poco recordando tiempos cercanos. Pero a los españoles nos gusta estudiar poco y pensar aún menos...

Y así nos va...

2 comentarios:

  1. Efectivamente, a los españoles nos gusta estudiar poco y pensar aún menos. Sobre todo a todos aquellos a los que se les tentó con una vida fácil y llena de comodidades cuando aún ni siquiera habían acabado la ESO. Son una masa de parados del sector de la construcción que ahora se lamentan de no haber estudiado y que ,por suerte para la derecha, lo que menos les preocupa es pensar ya que a estas alturas sacar a su familia adelante será lo prioritario. En esta tesitura cualquier gurú que se presente como salvador de la patria con mensajes facilones, acorde con la masa, mensajes cotidianos tipo "como dios manda", calan con facilidad. Y todo porque no están para pensar, que si pensaran...saldrían a la calle a dar palos.

    ResponderEliminar
  2. Salud Canduto; gracias por tu comentario. Tienes toda la razón: Sobre los indiganados y los abstencionistas cabe preguntarse cuantos de ellos serán los que, en su día y tras la zanahoria del dinero fácil, abandonaron el Sistema educativo para poder comprarse un coche, tunearlo y salir de botellón a ligar chicas guais y ponerse hasta las cejas... MI pensamiento es que, aunque hoy les dedique la entrada, no valdrá de nada puesto que ni leen ni se informan. Son los auténtricos Ni-Ni... ¿Tienes blog? Me gustaría leerte.

    ResponderEliminar