Translate

sábado, 19 de noviembre de 2011

La abstención de los Ni-Ni

A raiz de la generación de la Burbuja inmobiliaria, una maniobra que el PP creó impulsado por la oligarquía que tenía la urgente necesidad de blanquear grandes cantidades de dinero, pesetas, puesto que en 2000 la entrada del €uro iba a poner fuera del sistema todo el contenido de las bolsas de basura, los baldosines, las cuentas de Suiza y las cajas de seguridad que contenían, según estimaciones, 500 billones de pesetas, de ahí la virulencia con la que atacaron al PSOE entre 1993 y 1996 poniendo en riesgo, incluso, la integridad del Estado, un gran número de adolescentes, a partir de los 16 años, optaron por salir del Sitema educativo y, sin terminar la ESO, se incorporaron al mercado de trabajo abierto en el sector de la Construcción creyendo que iban a encontrar un horizonte claro de prosperidad para el futuro inmediato. Son esas cifras de "empleo juvenil" de la que los demagogos del Partido popular han estado haciendo gala con tanta impudicia desde que comenzó la crisis de Empleo.
A grosso modo, la Burbuja funcionaba más o menos así:
  • Se construían un enorme número de viviendas, lo cual subió los precios..
  • Esto creaba una gran demanda de trabajadores y empleos dentro del sector.
  • El mayor poder adquisitivo y la salida de las listas del paro de tantos trabajadores generaba un aumento inmediato del Consumo.
  • El aumento del Consumo generaba demanda de Trabajadores en el sector Servicios y volvía a aumentar la población activa y su poder adquisitivo.
  • Al subir tan rápidamente el número de trabajadores activos se generaba un clima de confianza que facilitaba la adquisición de bienes de consumo.
  • Los bancos, entonces, bajaron las exigencias de forma radical en las operaciones inmobiliarias y comenzaron a conceder créditos casi sin garantías o apoyándose en garantías que sabían eran ficticias. Incluso los bancos te aconsejaban pedir un poco más para la reforma, el coche nuevo o las vacaciones en Cancún...
Acordémonos de que, por aquella época, cuando Gallardón dijo nada más ganar las elecciones que iba a penalizar los pisos cerrados para bajar los alquileres aumentando el número de ofertas en ese sector, le llamaron inmediatamente a Génova para ordenarle que parase en seco tamaño desatino. Y lo hizo, a pesar de era la estrella de su programa electoral. Continúo:
  1. Con tal oferta y tanta bonanza aparente todo el mundo se lanzó a comprar pisos y las operaciones inmobiliarias crecieron hasta el punto de inundar la Administración, haciendo imposible a simple vista, distinguir operaciones de compra masiva y la vigilancia y análisis de tales operaciones.
  2. Aprovechando la opacidad el sector Inmobiliario en España, los grandes empezaron a comprar gran cantidad de pisos y terrenos en pesetas, pagando con dinero negro parte del precio con el fin de vender después, a partir de 2001, en Euros y recuperar dinero ya blanqueado.
Estos jóvenes, que abandonaron el sistema educativo tentados por el dinero fácil, comenzaron por acceder a créditos blandos que les permitían comprarse coches y motos, ligar más, vivir de fiesta continua y gastar dinero en tuneos, ropa y bienes de consumo. Botellón y videojuegos, siempre a la última según su tribu, se fueron especializando en trabajos de construcción o en empleos dentro del sector de Servicios a la construcción, boyante en aquellos días. Su interes por las Artes no fue más allá del cine, siempre circunscrito a las películas de Van Dam, Schwarzenegger o similares, y en Internet a los chats de ligoteo fácil. Continúan así. Sin preparación alguna, sin estudios, sin leer la prensa más allá de la deportiva, sin interés alguno por la Cultura o por superarse a si mismos, pusieron, día tras día, un ladrillo encima de otro durante los años de bonanza pensando, quizá, en su inconsciencia que esa dorada época no iba a terminar nunca.

Son los NI-NI... Ni piensan ni se informan. Vagan ahora buscando trabajo. Cuando lo consiguen, no piensan en las condiciones en las que les contratan, si es que firman contrato, trabajando de la misma forma en obras legales o ilegales para poder pagar la letra del coche, la ADSL, la hipoteca y poder irse de botellón el finde porque ya no da para disco... Los ves en el Metro buscando la página deportiva en el ADN sin saber lo que significan esas siglas en lenguaje científico porque ese día tocaban novillos y no fueron a clase... y hace tanto de eso que no echan ya de menos ni el patio del instituto.
Le echan la culpa de sus errores a Zapatero repitiendo como loros las toscas razones que les graba en el cerebro día tras día la Telemadrid del bar de turno a la hora del bocadillo. Hipnopedia: cien repeticiones de lunes a viernes todas las semanas del año... No son capaces de darse cuenta de que una de las últimas medidas que ha puesto en marcha el Gobierno está destinada precisamente a ellos. Son las medidas de cualificación profesional a través del Ministerio de Trabajo. Ni recuerdan las ayudas a la emancipación, ni el refuerzo de la Prestación por desempleo... Y no saben, porque no quieren pensar, que duele, que con su no voto está votando a los mismos que les provocaron la situación que ahora están viviendo. Son hijos de Trabajadores que despreciaron el sacrificio que tanta gente justa y noble hizo en los años obscuros para que ellos tuvieran la oportunidad de acceder a una vida mejor a través del estudio y la preparación. Tantos compañeros encarcelados, torturados, tantos compañeros incluso muertos...
Pero los padres de hoy en día no somos capaces de sentarnos delante de estos mozos y leerles la cartilla; de explicarles lo que realmente ocurre porque es demasiado trabajo... No fuímos capaces de explicarles lo que les iba a ocurrir si abandonaban la Enseñanza gratuita y universal porque estábamos demasiado ocupados pensando en cambiar de coche y nos venía muy bien un sueldo más... Era igual a otra pantalla plana más grande para ver bien a Messi... Y no somos capaces de coger de una oreja al tarugo de nuestro hijo y llevarle arrastras a votar mañana, simplemente por respeto a los que lucharon con su vida para conquistar ese derecho fundamental por una sencilla razón: tanta preocupación por los deportes nos impidió enterarnos de lo que estaba ocurriendo y enseñarles lo que es el Respeto.... Nosotros lo desconocemos y ellos ya no respetan nada...
Y así nos va...

No hay comentarios:

Publicar un comentario