Translate

miércoles, 3 de septiembre de 2008

¡Cuán barato resulta equivocarse para algunos!


Siempre hay un día en la semana en el que abrir el periódico supone cogerse un cabreo de los de no te menees. Hoy ha caído en Miércoles; lo del cabreo, digo. Y si no vean.


Al Juez Rafael Tirado, el del caso de negligencia que estudia el Poder Judicial, parece ser que solo le va a a caer una multa de entre 300 y 3000 €. Eso sí, por una falta grave. Estoy hablando del caso de la niña Mari Luz, que fue asesinada por un pederasta que tenía condena firme y que campaba a sus anchas en total libertad porque el Juez Tirado no había ordenado a la policía su detención y posterior encarcelamiento.

Pero eso es el final de la historia. Todo esto comenzó el 6 de Enero de 1999, fecha en la que el pederasta, Santiago del Valle, presentó una denuncia por Abusos a su hija imputando a un profesor de gimnasia que pasaba por allí. Después se descubre que lo del profesor de gimnasia era una invención de del Valle y van y le juzgan a él. El juicio se celebra el 22 de Octubre de 2002. Han transcurrido 3 años, 9 meses y 14 días desde la denuncia. Se dicta Sentencia, por Abusos continuados a una menor y falsedad, el 15 de Noviembre del mismo año. No hay Prisión preventiva porque del Valle no tiene Antecedentes.
A partir de este momento pasan 3 años, 1 mes y 29 días, 13 de Enero de 2006, hasta que este Pederasta es condenado en firme; esto es, hasta que el Juez Rafael Tirado declara la firmeza de la Sentencia. El juzgado de Rafael Tirado manda entonces una carta notificando al Pederasta que tiene que entrar en prisión.
Hasta 17 meses después, no intenta saber donde anda este pollo que, por supuesto, no ha asomado la jeta por la cárcel. Lo curioso es que hasta el 27 de Marzo de 2008, 20 días después de ser encontrado el cuerpo de la niña Mari Luz, el Juez Tirado no emite, por fin, la Orden de busca y captura contra el citado pederasta. Han pasado entonces 5 años, 5 meses y 5 días desde que se celebró el Juicio (22-10-2002) y 2 años, 2 meses y 14 días desde que se hizo Firme la sentencia (13-01-2006).
¿Cuántas niñas habrán caído en manos de Santiago del Valle mientras anduvo suelto? Porque, hasta donde sé, este tipo de pautas de comportamiento suelen ser compulsivas y el periodo transcurrido desde el Juicio hasta la emisión de la Orden de detención es de 7 años, 7 meses y 19 días. Desde que Santiago del Valle interpuso la denuncia que dió origen a su proceso judicial habían transcurrido 9 años, 2 meses y 21 días.

Examinando todo este panorama nos encontramos ante un caso de Negligencia con resultado de Muerte. Con una agravante, la gran responsabilidad del negligente. Es Juez.

Bueno, pues a este Juez solo le van a poner una multa de entre 300 y 3000 €. Contando con que cobra un mínimo de 45.200 € al año hagan ustedes los cálculos. Y es un caso en el que su olvido o dejadez ha supuesto la muerte de una niña. Es gravísimo.
Por menos de esto, por muchisimo menos, despiden procedentemente a la gente en las empresas del siglo. Y, puestos a comparar, comparen esto con el tiempo de Ejecución de desahucios por impago de letras, cuotas de crédito, etc... Claro, en estos están los bancos detrás, con sus Gabinetes jurídicos en ristre, para evitar la más mínima negligencia en la ejecución de las sentencias. Lo otro suena a justificación melodramática: "Es tan solo una niña y no nos vamos a cargar por ello toda la carrera de un Juez" Con sus Oposiciones, su Toga, su Super-piso, su Super-coche... "Le pondremos Falta grave, que solo lleva aparejada una multa" No creo que con tal multa tenga dificultades el Sr Tirado para pagar el colegio de sus hijos; ni siquiera se planteará Don Rafael si este año van o no a Baqueira en Navidades... Eso sí, tendrá una mancha en el expediente y ya no podrá aspirar al Supremo... O algo parecido. Vamos, que a lo sumo le harán General pero no del Estado Mayor de la cosa.

Y es que está claro que, en materia de Justicia, en este País no llueve igual para todos. Demasiadas impunidades. Cuanto más alto mires, mayor es la cantidad. No es lógico. Lo justo sería que a quien, se supone, imparte Justicia se le exigiese el máximo o, cuanto menos, que se le aplicase con el mismo rasero que a los demás. Pero estamos hartos de ver como políticos, médicos y juristas se escapan impunes de la acción de la Justicia sea cual sea la falta, o felonía, cometida. De ellos, solo encarcelan a algún chivo expiatorio de vez en cuando.

Esto para que nos reintegremos en la realidad de un golpe. Y el Buzón de reclamaciones disfrazado de Noviembre para no infundir sospechas... Tiene usted mucho trabajo, Don Mariano. Pero que mucho. De momento, una condena por Abuso continuado de menores, o Violencia de género, debería llevar aparejada la prisión provisional sí o sí. Haya o no Antecedentes.

Y así nos va.

No hay comentarios:

Publicar un comentario